viernes, 25 de julio de 2008

TOMANDO LA CENA DEL SEÑOR INDIGNAMENTE

Este artículo tiene como propósito examinar la autoridad que Cristo estableció con base en tomar la cena del Señor indignamente. La palabra nos arroja suficiente luz para que cada miembro del cuerpo de Cristo tenga un buen discernimiento al cenar cada primer día de la semana y así pueda destinarse a comer y beber I Corintios 11. 28.
EL CONTEXTO:
La iglesia que estaba en Corinto la agobiaban muchos problemas que son descritos desde el primer capítulo de la epístola. Para cada problema el apóstol Pablo dio la instrucción debida y así la solución. Ejemplos: a. El fornicario Cap. 5. b. Litigios entre los hermanos Cap. 6 c. La fornicación y asuntos del matrimonio Cap. 7 etc., d. Habían abusos al no considerar a los hermanos débiles Cap. 8 y 10 e. Abusos de la autoridad Cap. 11 f. Abusos de los dones espirituales Cap. 12 g. Abusos del don de hablar en lenguas Cap. 14 h. La falta de entendimiento de la resurrección Cap. 15. 
A cada uno se le dio la debida, específica y perteneciente solución. Aunque la mayor de las soluciones es el AMOR. El amor es el camino más excelente. Cap.13
Asimismo los abusos en la cena del Señor, Cap 11. 17-34 tienen su debida solución y la misma naturaleza de instrucción. Cuando tocamos el abuso en este capítulo hay que examinar su contexto al igual que se hace de cualquier problema que ya se ha tratado antes. Además no se nota claramente que ha pasado a otro tema.
EXPLICACION:
El problema principal en este texto era el egoísmo que resultaba en división. V. 18
Varias evidencias de que había egoísmo:
  • Se reunían para lo mejor, para estar en una mejor relación con Dios y con los hermanos, no obstante ellos empeoraban esta relación V. 17
  • Se reunían para esta unidos, no obstante por otro lado se dividían en partidos, sectas V. 18, 19
  • Se reunían para comer la cena del Señor no obstante cada uno comía su propia cena V. 20,21
  • Se reunían para considerarse unos a otros (Hebreos 10. 24) no obstante ellos se consideraban únicamente a ellos mismos V. 21,22
¿Cuál era la solución de este abuso?
Claramente se dice Pablo que debían hacerlo como Jesús y sus discípulos los hicieron. En unidad. V. 23- 26. El mismo argumenta que el recibió esto “del Señor lo que les había enseñado”
¿Qué pasaba si ellos no lo hicieran así? ¿Qué pasaría si ellos continuaban tomando la cena del Señor de esta manera? Bueno la respuesta a estas preguntas es el tema de este estudio. Estarían tomando la cena del Señor indignamente V. 27, 29.
¿Qué es tomar la cena del Señor indignamente? Bueno, es la culpa que se lleva por no hacerlo de la manera que Jesús lo hizo con sus discípulos. “Indignamente”, describe la ACCION de tomar la cena NO la PERSONA que la toma. Pablo pudo haberle dicho a los Corintios que no eran dignos de participar, pero él estaba hablando acerca de su estado de ánimo cuando estaban realmente comprometidos en la celebración. Su actitud era errónea. NINGUNO es digno en si mismo de la comunión con el cuerpo y la sangre de Cristo. Se refiere a la MANERA en que tomamos la cena V. 28, 29. Al hacerlo así seríamos “culpables del cuerpo y de la sangre del Señor”. Por esta razón debe haber una responsabilidad personal de cada miembro V. 28 Probarse cada uno para estar seguro que lo hace con la actitud debida y de la manera que ordena el Señor. Al probarse a si mismo, No es para que NO coma SINO para que coma y beba correctamente. Algunos equivocadamente se han abstenido de participar porque se sintieron (como individuos) que eran indignos. Esta es una idea equivocada. El texto no habla de “ser indignos”, sino de la manera en que se debe tomar; es decir, dignamente.
Otro problema que surge es que el pasaje dice que debemos probarnos a nosotros mismos. V.28. Pero muchos caen en la tentación de examinar a los demás. Piensan que pueden ser jueces y decidir quien puede cenar y quien no. Esto es un verdadero error. Incluso niegan radicalmente la cena a aquellos que no son cristianos que son visitas ahuyentándolos de los servicios y perdiendo la oportunidad de oír el mensaje de Cristo. ¿Les negamos cantar? ¿Ofrendar? ¿Oír la palabra? Parece que los que prohíben la cena tienen este acto de adoración como un sacramento o fetiche que no se puede tocar. Pablo enseña que se hacía a todos para ganarlos para Cristo 1 Cor 9.22. Y si el que un visitante tome la cena y esto promueva que se anime a seguir visitándonos y estudiar la Biblia ¿Porque impedirlo?

El verdadero significado de tomar la cena del Señor esta en el versículo 29 al decir que uno toma la cena del Señor indignamente cuando no “discierne el cuerpo del Señor”. Por fe discernimos que no solo es pan y jugo de la vid, que no representa literalmente el cuerpo y la sangre del Señor. Es necesario reflexionar en la muerte del Señor en la cruz. Discernir que el pan es el cuerpo de Cristo y por lo tanto tenemos comunión con el (la iglesia, I Corintios 10. 17; 12. 12- 31). Cuando uno no toma la cena del Señor con sus hermanos comete un pecado grave al menospreciar el cuerpo del Señor y avergonzar a sus hermanos por medio de una actitud egoísta.

29 comentarios:

Carlos Ardila dijo...

Muy importante explicación para un asunto lamentablemente no siempre bien entendido.

Gracias...

!Bendiciones!

Anónimo dijo...

No estoy de acuerdo en que los no creyentes participen de la Cena del Señor.

El pan significa la Comunion con Cristo y la comunion en Su Cuerpo, la Iglesia. Es claro que solo los creyentes participan de esta comunion.

La copa representa tambien la comunion con Cristo y la participacion de la Salvacion por medio de Su Sangre. No hace falta repetir que solo los creyentes participan de la salvacion dada por la Sangre de Jesus.

Es por eso que los no creyentes no pueden participar, es decir tomar el Pan y tomar la Copa.

Tampoco pueden ofrendar, pues la ofrenda es un sacrificio a Dios y solo los sacerdotes (los creyentes hemos sido sacerdotes) pueden hacer esto.

El alabar al Señor es un tema diferente, pues los Salmos nos dicen que todas las criaturas (creeyentes o no) puede alabarlo.

El tratar de ganar a alguno, no puede ser motivo de traspasar las ordenanzas del Espiritu.

Un abrazo fraternal en nuestro Señor.

Daniel Esteban dijo...

Con todo respeto su silogismo de que el pan significa la comunión con Cristo y su cuerpo, la Iglesia; y que la copa "representa" la comunión con Cristo y la participación de la salvación por medio de su sangre, para nada prueba que hay que negarle la cena a los no cristianos. El que un incrédulo coma pan y beba jugo de la vid no significa que estén en comunión, no los hace ni mas ni menos, no nos confundamos. Pero por otro lado el decidir quien la debe tomar y quien no es un poder que el Señor no le designó a nadie. Col 3.17. Sabemos que los discípulos tomaban la cena, Hechos 2.42; Hechos 20.7 pero no sabemos que hacían con aquellas personas que los visitaban en dichas reuniones, no me puedo imaginar a Pedro o Pablo negandole la cena a estas personas. Solo la Iglesia católica hace eso. Solo a los bautizados y que hayan hecho la primera comunión y luego que se hayan confesado. El cenar, ofrendar, cantar son enseñanzas del Espiritu pero el negarle u obligar la cena a una persona no es una enseñanza del Espiritu.

Anónimo dijo...

NO podemos distorcionar la palabre del señor jesus, cuando une persona participa de la cena del señor tiene que dicernir, y saber por que lo hacemos es algo muy sagrado y por lo tanto tiene que ser entre creyentes ya bautizido no inconversos por si no paaria el igual que los corintios que hacien las cosas por hacerlas y por eso todo se salio de orden lea bien la biblia y no se confunda y no sea tropezadero para los demas con todo respeto, si usted es salvo es por la misericordia de Dios y por el es soberano, y puede utilizar hasta un borracho para que una persona crea en el señor jesus, pero eso no significa que DIOS apoya al borracho, no, el ama al pecador no al pecado.

Daniel y Tatiana Jaramillo dijo...

Su concepto es muy tradicionalista y legalista, y no veo ninguna autoridad biblica en el. No obstante lo que estoy diciendo en mi articulo (LEA BIEN) es que nadie tiene el derecho de negarle a otro cenar, eso no esta autorizado en la Biblia. Dejeme decirle que el que discierne es el cristiano no el incredulo, por lo tanto no lo afecta ni lo infecta. Igual gracias por su interes en el tema.

Anónimo dijo...

En cuanto a no negarsela a nadie lo entiendo pero acaso no es la misma palabra de Dios la que dice qe debemos discernir el cuerpo de Cristo, como puede acaso un no creyente enterder la muerte y sacrificio de cristo si no lo ha vivido ni aceptado en su corazon, ni en su mente. Ademas Jesus le ofrecio la cena a sus discipulos o sea los 12 y no a la multitusd qe lo seguia, creo qe la cena del señor es algo mas intimo, si tu lees el contexto muestra que ellos estaban en la casa de un hombre que había preparado con anticipación ese lugar para ellos y la Biblia no muestra a ese hombre cenando junto con Jesus y los discipulos, seguramente ese hombre estuvo esuchando o estuvo viendo como Jesus cenaba con ellos pero la Biblia no relata que alguien mas la tomará...Reflexione.

Anónimo dijo...

Ah mi nombre Romina Ramirez V.
Acabo de comentar y no quiero aparecer como anonima,
bendiciones...

Daniel y Tatiana Jaramillo dijo...

Hola Romina gracias por comentar en nuestro foro. Creo que el articulo presentado tiene demasiada reflexión. Normalmente los argumentos presentados por algunos entre la hermandad son como los que has presentado, con todo respeto lo digo, muy subjetivos y carentes de prueba Bíblica. El hecho de que Jesús estuviera instituyendo la cena únicamente con sus discípulos no es prueba que él esta en contra de que incrédulos la coman. Eso es un falso silogismo o conclusión. Si usáramos ese mismo argumento podríamos decir que Jesús no participaba de la pascua sino con sus discípulos pues de hecho el se reunió con ellos para celebrar la pascua y no para cenar. Fue allí en la pascua donde la instituyó. Podríamos decir que deberíamos celebrarla un jueves y no un domingo. No son los casos aquí pero hasta allá podría llevarnos una interpretación tal. Ahora bien, si la cena del Señor fuese algo "más intimo" ¿que hacemos con las personas que nos visitan al momento de cenar? Tendríamos que sacarlas por los 15 o 20 minutos que dura este acto de adoración y luego permitirles entrar de nuevo. Esto si que me parece delicado. Recuerda que el pan sigue siendo pan, y el jugo de la vid sigue siendo jugo de la vid. La única diferencia es que en los cristianos es santificado pues son ellos los que obedecen a Cristo. No hay duda de que es para lo cristianos, porque son ellos quienes son los que hacen memoria por lo que Cristo hizo por ellos, pero esto no significa que por el hecho de que los incrédulos allí presentes, cantes, oren, ofrenden, escuchen la predica y coman de la cena están pecando o que la iglesia peca al dejarlos hacerlo. La cena del Señor es una práctica muy diferente a la comunión católica. Ojo con eso. Gracias.

Daniel y Tatiana Jaramillo dijo...

Romina, para no comentar como Anónima debes escribir con una cuenta de gmail.
Gracias.

Anónimo dijo...

Daniel y Tatiana:soy un pastor y me encotre' con sus comentarios sobre la cena del señor, exelentes enseñanzas y comentarios muy buenas reflecciones. Que Dios les siga bendiciendo mucho.

Anónimo dijo...

en ICorintios 11-27 dice "cualquiera" recuerdo q hace mucho no me permitieron hacerlo es mas solo quedaron dentro los miembros bautizados vaya q si me senti mal hasta q lei este versiculo y supe q la congregacion estab siguiendo doctrina de hombres ...jeje discerni eso

Anónimo dijo...

Hay Iglesias que permiten tomar la Santa Cena a todos sin excepción, inclusive a los niños, otros se lo dan a todos aquellos que aceptan a Jesús como su salvador. Ellos alegan que no hay nada en la Biblia que indique que no se pueda dar la Santa Cena a aquellos que no están bautizados. Ante todo queremos decir que respetamos a aquellas iglesias que lo practiquen, pero queremos decir sin lugar a dudas que no es correcto a la luz de la escrituras y ahora veremos donde está esta base.

Ante todo queremos decir que una persona no es salva ni por bautizarse ni por tomar la Santa Cena, sin embargo nosotros tenemos que estar sometidos a su palabra, y nosotros no somos quienes para tomar nuestras propias decisiones al margen de la Biblia la Palabra de Dios. También es importante aclarar que el Bautismo no salva, sin embargo puede condenar, ¿cómo, pero que dice? Estará pensando alguno; espere la respuesta, porque cuando una persona no se quiere bautizar porque no quiere un compromiso con el Señor, indudablemente es una persona que asiste a la iglesia, pero no quiere un comprometerse con el Señor y por lo tanto no quiere bautizarse, es en ese sentido, pues equivale a rechazar al Señor. A continuación mira el siguiente versículo de 1ª Corintios 10:14-22.

“14Por tanto, amados míos, huid de la idolatría. 15Como a sensatos os hablo; juzgad vosotros lo que digo. 16La copa de bendición que bendecimos, ¿no es la comunión de la sangre de Cristo? El pan que partimos, ¿no es la comunión del cuerpo de Cristo? 17Siendo uno solo el pan, nosotros, con ser muchos, somos un cuerpo; pues todos participamos de aquel mismo pan. 18Mirad a Israel según la carne; los que comen de los sacrificios, ¿no son partícipes del altar? 19¿Qué digo, pues? ¿Que el ídolo es algo, o que sea algo lo que se sacrifica a los ídolos? 20Antes digo que lo que los gentiles sacrifican, a los demonios lo sacrifican, y no a Dios; y no quiero que vosotros os hagáis partícipes con los demonios. 21No podéis beber la copa del Señor, y la copa de los demonios; no podéis participar de la mesa del Señor, y de la mesa de los demonios. 22¿O provocaremos a celos al Señor? ¿Somos más fuertes que él?”

Anónimo dijo...

Queda claro en este pasaje que en la iglesia de los Corintios había creyentes que participaban de sacrificios a los ídolos, y el indicativo de Pablo es que no pueden tomar la Santa Cena si también están participando de cosas que tienen que ver con la idolatría. Las personas que son nuevas, muchas tardan tiempo en dejar practicas que tienen que ver con la religión que practicaban, y nos las dejan hasta que entienden que esta mal delante del Señor. Por lo tanto aquí bastante claro que la persona que toma la Santa Cena es una persona que sabe el significado de lo que toma, pues no puede estar a medias tintas con el Señor.

Más adelante en los versículos 27-34 al de este mismo capítulo dice:

“27De manera que cualquiera que comiere este pan o bebiere esta copa del Señor indignamente, será culpado del cuerpo y de la sangre del Señor. 28Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan, y beba de la copa. 29Porque el que come y bebe indignamente, sin discernir el cuerpo del Señor, juicio come y bebe para sí. 30Por lo cual hay muchos enfermos y debilitados entre vosotros, y muchos duermen. 31Si, pues, nos examinásemos a nosotros mismos, no seríamos juzgados; 32mas siendo juzgados, somos castigados por el Señor, para que no seamos condenados con el mundo.

33Así que, hermanos míos, cuando os reunís a comer, esperaos unos a otros. 34Si alguno tuviere hambre, coma en su casa, para que no os reunáis para juicio. Las demás cosas las pondré en orden cuando yo fuere.”

Por favor entienda que está hablando de un examen, antes de tomar la Santa Cena, ¿usted cree que una persona recién convertida ó un niño tiene discernimiento para saber lo que está tomando? ¿Usted cree que un niño tiene capacidad para probarse? En el pasaje anterior, está tratando de algo muy intimo, y por ello quien lo toma debe tener conocimiento de lo que se trata, y debe saber que debe llevar una vida recta, recordando al mismo tiempo que si algo cometió y se arrepiente sinceramente la sangre de Cristo limpia, pero el que toma el pacto, no puede llevar una vida de pecado continuada.
PAstor,Marco Hormazabal
Oglesia Bautista

gonzalo lopez dijo...

a mi me paso en mi iglesia donde soy lider de servicio desde hace un tiempo el pastor comenzo a dar la cena del señor a todos por lo que yo no estuve de acuerdo y he estudiado desde entonces diferentes paginas en internet de muchas iglesias y he llegado a la feliz conclusion que la cena del señor no es para todos ya que el señor solo la dio a sus discipulos en 1 de cor.10 del 21 al 22 dice que no podemos beber la copa del señor y la copa de los demonios y no podemos participar en la mesa del señor y la mesa de los demonios en 1 de cor 11 del 27 al 29 que no la debemos tomar indignamente por que seremos culpados del cuerpo y la sangre del señor.gracias por todas las opiniones al respecto se que han sido estudiadas de antemano no quiero ser piedra de tropiezo para otros pero la iglesia a la cual pertenezco es relativamente nueva solo tiene unos meses de fundada ysolo desde hace 2 meses se esta dando a todos y a las iglesias a las cuales he ido ninguna lo hace y hay que recordar que de todo lo que hagamos y digamos tenemos que dar cuentas al señor que Dios les continue bendiciendo Amen.

Daniel y Tatiana Jaramillo dijo...

Apreciados Anónimo y Gonzalo.
Muchas gracias por sus buenos comentarios. Sin embargo debemos entender que cuando se trata de asuntos donde la Biblia no especifica lo que se debe de hacer entramos en una zona de mucha especulación. Si tal fuera el argumento de que lo escrito a los Corintios es solo para los creyentes entonces llegaríamos a la conclusión de que nada en la Biblia es para los no creyentes pues hasta el evangelio fue dado para los discípulos "solamente" y que ellos lo predicaran. No obstante, la realidad es otra. En Mateo 18.7 dice "hay del mundo por los tropiezos", este pasaje señala que el ser tropiezo no es un asunto de los cristianos nada más, sino del mundo en general. En Mateo 19.9 Jesús dice "cualquiera" es decir que el tema de repudio no es un asunto solo de los cristianos sino de cualquiera. En Mateo 28.18 nuestro Señor declaró que su autoridad fue dad en "el cielo y en la tierra" es decir, su autoridad no es solo para los creyentes. Es verdad que la cena del Señor fue dada a los apóstoles pero añadirle "solo" a los apóstoles no es algo que la Biblia diga. Esos pasajes no fueron escritos para que 2000 años después los usemos para "prohibir" o "permitir" cenar. Insisto nuevamente que cuando un no creyente entra en nuestras reuniones no deberíamos poner tropiezo en su intención de agradar a Dios. Es preferible que coma del pan y beba del jugo de la vid (lo cual no es un sacramento como enseña la iglesia Católica) y que siga viniendo para poder tener acceso a presentarle el plan de salvación, a que de una manera arbitraria le "neguemos" realizarlo y que nunca más vuelva. Finalmente quiero rescatar la idea de que como cristianos no somos más dignos que el mundo. No hemos hecho nada para ser dignos delante de Dios. Fue Jesucristo el digno quien nos justifico con su sangre, la cual fue derramada para TODOS. No cenemos pensando en que somos dignos porque no lo somos. Sin embargo el pasaje de 1 Corintios NO habla del ESTADO de ser digno, sino de la MANERA de participar la cual no debe ser indigna. Muchas gracias.

Anónimo dijo...

yo no estoy de acuerdo en todos deben tomar la cena, todos debemos examinarnos para saber si la podemos tomar, ejemplo una pareja que esta sin casarse esta en pecado de fornicacion y a veces son mienbros por muchos años y no se casan por que no quieren, de este tipo de cosas es que debemos de examinarnos.

Jose Daniel Martinez dijo...

No estoy de acuerdo con el concepto de cualquier persona convertida o no convertida (creyente o no creyente) pueda tomar de la cena del seño. se entiende que este ecto es solemne santo y por lo tanto quienes participen de el deben estar en comunion con Cristo y el que esta moderando tambien debe de respetar el acto saggrado que ministra por lo cual si alguien no ha creido en la muerte y resurreccion de Cristo como puede disernir el cuerpo de cristo en el pan y la sangre de cristo en el vino y la biblia es clara en el verso 29 del capitulo en cuestion que si una persona come sin dicernir come juicio para si mismo o my God y usted como ministro del evangelio no dara de comer juicio a las almas usted puede decir que el vino es vino y el pan sigue siendo pan pero recuerde que usted lo bendijo para realizar el acto por lo cual es santificado ese vino y ese pan entonces deja de ser comun analise bien su posicion ante este tema y Dios lo Bendiga

Ing. David Campos dijo...

La cena del Señor se debe hacer cada primer dia de la semana, es para creyentes, bautizados y arrepentidos. Es un acto de obediencia, no salva asi como tampoco bautizarse salva; sin embargo son requisitos para el creyente que debe cumplir por obeciencia al mandato de Dios. La cena no es para todos, sin embargo debido a que no se puede sacar a los visitantes, antes de comenzar la ceremonia se les debe informar, invitar y animar para que sean parte del Cuerpo. Seria como el dia que hay bautizos, no se saca a nadie, sino que se les invita para que conozcan el significado del mismo, mas no se les bautiza sin entendimiento y arrepentimiento.

Es correcto cuando a refieren a la MANERA de tomar indignamente la cena, pero también es correcto pensar que hay que "lavarse la manos antes de comer" refirendome a que hay que examinarse como INDIVIDUO, es verdad que nadie es digno, pero la diferencia esta al reconocerlo y tratar de ser digno de El. No basta con pedir perdon, hay que tratar de no cometer otra vez la misma falta.

Si estoy equivocado por favor diganme. Gracias.

Anónimo dijo...

Respeto todas las opiniones al respecto. No digo de "NEGAR" la cena del Señor...
Pero la Cena del Señor es con los suyos, con sus íntimos. La Escritura nos habla de CUERPO.

"Ahora bien, ustedes son el cuerpo de Cristo, y cada uno es miembro de ese cuerpo." (1Cor.12:27)

Miembros de el cuerpo son aquellos que PERTENECEN al mismo! Donde existe la armonía, la comunión, donde se tienen las "cosas en común". No todos pertenecen a el CUERPO de Cristo, no todos están en plena comunión con los santos (por mas "cristiano" que seas).

En síntesis; la Cena del Señor, es la Cena con los SANTOS!

Bendiciones!!
Lucas

Daniel y Tatiana Jaramillo dijo...

Hemos presentado una serie de argumentos en el articulo los cuales en caso de que los comentaristas no estén de acuerdo deben refutarlos. No obstante se sigue cayendo inocentemente en el argumentos subjetivo y conceptual de que la cena es para los cristianos o santos únicamente y que no se les debe participar sin ningún apoyo ni argumento lógico. Recuerden lo que Cristo decía "aquí esta escrito" El nunca dijo "a mi me parece o yo opino" Biblia sres, Biblia. Salud.

Entregandolaverdad deDios dijo...

Saludos, que Dios les bendiga.

La biblia nos enseña, en la 1º Carta a los Corintios, que esta era una iglesia de creyentes, pero, que no se conducían de la forma correcta. Esta congregación, según lo que nos muestra la biblia, era la iglesia más carnal que había.

¿Por qué tanto preocupación, por parte de Pablo, de que estos creyentes se condujeran de manera correcta? Bien, no solamente para que cumplieran con lo que el Señor Jesús le demandó a su iglesia, sino que, lo más probable, según la mención que el apóstol hace en algunos versículos, es que acostumbraban a entrar incrédulos, en las iglesias, y, que viendo estos (los incrédulos), que no se comportaban de buena manera dentro de la congregación, los creyentes, podría ser de escándalo para ellos.

Solo hay que notar, lo que les aconseja el apóstol Pablo, a los creyentes que tenían el don de lenguas= idiomas (los cuales disputaban entre sí, quién era mejor) en 1 Corintios 14: 22, 23.

Estos competían entre sí, de quién lo hacía de forma mejor, lo que no era bueno para testimonio de la congregación, sabiendo que la meta de todo creyente, es alcanzar a incrédulos para llevarlos a Cristo, y no, a creyentes ya salvos.

Entregandolaverdad deDios dijo...

Notemos lo que el apóstol les dice a los creyentes de la iglesia de Corinto, en el capítulo 11: versículos 23 y 24. El les refiere, que así como él mismo recibió de Cristo, esto mismo ya les había enseñado.

¿Por qué dedicarse a hablar de esto, el apóstol Pablo, haciéndolo como que recién lo está enseñando, a más de esto, con mucho tacto y con mucha claridad, si se supone que ya lo había enseñado a ellos, a no ser, que entre ellos hubieran indoctos (personas que no tienen conocimiento revelado, tanto de la obra expiatoria del Señor, como de la persona del Señor), o incrédulos (judíos que no creían en el sacrificio de Jesús, para salvación, los cuales visitaban la congregación, sino, habitualmente, lo hacían de manera regular)?

Entendiendo, primero esto: que era necesario que aquellos incrédulos que se congregaban o, visitaban las iglesias (en este caso: La de Corinto), podrían saber de esta carta al ser leída en la congregación y practicada (puesto por obra lo que Pablo escribió), fueran alcanzados para salvación, al discernir ellos (los incrédulos) de qué realmente se trataba toda esa “ceremonia”, al referirles de que Jesús entregó su cuerpo a la muerte por amor a todo el mundo (Juan 3: 16), y que ese pan que se come en la cena, es el cuerpo de Jesús, que por todos fue partido, pues, él murió por los pecados de todo el mundo (1 Juan 2: 2), y que debían hacerlo (cenar) en memoria de él (para recordar lo hecho por el Señor), lo mismo dice del jugo de la vid.
Ahora, conforme a lo que les dice en el versículo 26, ¿a quiénes anunciarían la muerte del Señor (enseñarían que su cuerpo fue muerto por todos, para reconciliarnos con Dios, y tener comunión con Dios y unos con otros) al cenar, comiendo pan y bebiendo el jugo de la vid? ¿a creyentes? Creo que no (podría estar equivocado), pero, no me imagino, cenar secretamente solo creyentes, y luego de cenar, salir por las calles a anunciar la muerte del Señor, diciendo que hemos cenado, pues, cenaríamos para anunciar la muerte del Señor.
Solo pensemos un poco, dentro del contexto de aquel tiempo. Si no se impactaron, muchos, con la muerte del Señor, y posteriormente, con la predicación de la muerte de Jesús, creo que mucho menos, se impactarían los incrédulos de afuera, si habiendo cenado solo creyentes, estos predican que han cenado. Creo que les importaría muy poco, a los incrédulos, si los creyentes cenaron o no.

Esto, más bien, habla de un anunciar a aquellos que podrían estar visitando la congregación, y no saben de qué se trata todo eso, ellos debían decir y enseñarles a personas que los visitaban, pero que no eran salvos, y decirles que no era cualquier cena. Entonces, podría ser, que siendo conmovidos y tocados en sus corazones, los incrédulos que visitaban la congregación, decidieran recibir a Cristo, y así ser salvos (tomando en cuenta, que por algo visitaban la congregación, descartando de plano, que se tratara de incrédulos burladores o ateístas).

Entregandolaverdad deDios dijo...

Esto debían hacerlo (y debemos hacerlo) hasta que el Señor Jesús regrese. Selah.

En cuanto a un comentario sobre no tener comunión con los ídolos, o con los que hacen los idólatras, nunca saquemos un mensaje del sentido que el escritor le dio, en este caso, lo que Pablo habla en el capítulo 10 de 1 Corintios (Amonestación contra la idolatría), pues, esto, exegéticamente, está hablando de la prohibición de parte de Dios, a todo creyente, de participar de lo sacrificado a los ídolos, no de juntarse con algún incrédulo, excepto si, éste, claramente le quiere hacer partícipe de lo que ha sacrificado a los ídolos (ver el versículo 27 del mismo capítulo 10, y el 28).

Nunca Dios prohibirá acercarse a un incrédulo; de otra manera jamás podrían ser alcanzados para salvación. Algo muy distinto es, tener incrédulos en una congregación cristiana, pues, la misión del creyente, es hacer participar al incrédulo para alcanzarlo para Cristo, debemos, nosotros no ser persuadidos por ellos, pero, sí, nosotros a ellos, para salvación.

Bueno, que el Señor les bendiga ricamente.

Gracias damos a Dios, por estos espacios en donde podemos ser edificados.

Recuerden siempre, como hijos de Dios, nunca contender de la palabra de Dios, pues, podría suceder lo que Pablo les dijo a los creyentes de Corinto (aunque aquí está en el contexto de los ídolos) pero, tomándolo, aquí, sólo como ejemplo para nosotros, respecto de lo que sepamos o no: “Y si alguno se imagina que sabe algo, aún no sabe nada como debe saberlo” (1 Corintios 8: 2).

Les amamos en el Señor.

www.entregando-la-verdad-dedios.jimdo.com

juan dijo...

juan digo que tiene que ver la luz que es el señor jesucristo con la tineblas 1 de corintio 10:21,22 por fovor no se pelen ni seenojen pero leean mas la biblia

Anónimo dijo...

A todo lo leeido hay una gran cosa que no han tomado encuenta en su malloria, es que cuando se va a senar note usted que Pablo primero daba un discurso, la biblia no registra,exatamente lo que decia Pablo pero por la palabra no por comentarios dehombres dice que Pablo se extendia en sus discursos, quien quita que antes de senar no habia primero algunos combertidos, cuando se predica con conviccion todo puede pasar y cuando se predica bajo la autoridad del Espiritu Santo todo puede pasar gracias

Anónimo dijo...

una pregunta, es abierta al publico en general, soy cristiano bautizado y fornique, solo ha sido una vez, me di cuenta que estuvo mal y confese mi pecado al Señor. Ahora no se que debo hacer, debo tomar la cena ya que confese mi pecado y me aparte de eso o debo de hablar con los hermanos ____??? NO se si por eso estoy tomando la cena indignamente.

Daniel Esteban Jaramillo dijo...

Gracias por su pregunta: Cuando el hombre comete pecado y se da cuenta de ello, su deber es arrepentirse osea cambiar de actitud y mentalidad y confesar su pecado A DIOS en oración (2 Pedro 3.9; 1 Juan 1.9). Si usted ya hizo esto, entonces Dios le ha perdonado en Cristo y no tiene porque sentirse mas culpable por ese pecado. La cena del Señor NO es un elemento "sagrado" del cual uno si pueda o no pueda tomar por ser pecador o por no serlo. No es una elección. La cena del Señor es santificada para los cristianos, es decir, para que ellos la celebren en conmemoración de Jesucristo por la obra de redención que hizo en nuestro favor. Es obvio, que cada cristiano tiene la responsabilidad ante Dios de vivir dignamente delante de El, pero la cena no trae este requisito. Si deseas tomar la cena del Señor de una manera digna sigue las instrucciones de Pablo en 1 Corintios 11.23-26.
Salud.

Anónimo dijo...

Con todo respeto solo quisiera agregar acerca de este tema no a mi opinion sino lo que dice la palabra de Dios. La Santa Cena es sinonimo de la pascua. ahora miremos lo que dice la palabra de Dios acerca de los requisitos para participar de la pascua.
Exodo 12:43. Ningun extrano comera de ella. quien es el extrano? Aquel que no es parte del pueblo de Dios, y ahora en nuestros tiempos quien es parte del pueblo de Dios? Aquel que hace la voluntad de Dios y a sido bautizado para el perdon de sus pecados. por esta razon no pueden participar de este acto tan sagrado como lo es la Santa Cena del Señor aquellos que no has sido bautizados. Tambien respecto a no comor indignamente, es comer sabiendo que aunque fueren bautizados pero no han vivido una vida de Santidad como Dios manda, es mejor no participar de ella sin antes arreglar cuentas con Dios. Aunque amerite juicio(un castigo) es mejor que ser condenado el dia final 1a Corintios 11:32. Dios les Bendiga y deceo que Dios nos de el entendimiento pleno para hacer como DIos manda en todos los aspectos. no a nuestro parecer ni a nuestro criterio.

Daniel Esteban Jaramillo dijo...

Apreciado Anónimo.
Gracias por comentar. Ya que usted ha dicho que el tema debe ser apoyado en la palabra de Dios y no opiniones, le pregunto ¿De donde saca usted que la cena del Señor es sinónimo de la pascua? Si encuentra una respuesta Bíblica, se lo agradecería.